Contrato


¿En qué condiciones le entregaremos al animal?



El perro o gato que adopte, saldrá del albergue desparasitado, con cartilla de vacunación, microchip y esterilizado. En caso de que se trate de un cachorro, el adoptante se compromete por medio del contrato, a llevarlo, dentro de los seis meses siguientes a su adopción, al veterinario para su esterilización..
Fecapap se reserva el derecho de entregar ó no, los animales acogidos en el albergue a quien estime conveniente, entrega que será siempre a título gratuito, siendo por cuenta de la persona adoptante el importe correspondiente al microchip y la vacuna de la rabia.


¿Un contrato?


En el momento de la adopción, se lleva a cabo la firma de un contrato con las condiciones de adopción, en donde el adoptante se compromete a tener al animal en debidas condiciones de salud, higiene y hábitat, así como cuidarlo responsablemente.



Una decisión importante...


Antes de adoptar, debes plantearte como vas a afrontar el hecho de tener a un animal a tu cargo, y decidir si estás capacitado para hacerlo. Hay que dejar a un lado los caprichos, y pensar que tienen de media una vida de 15 años en los que debemos atenderlos correctamente: alimentación (con un pienso adecuado), higiene (bañarlo, peinarlo...), entorno (espacio limpio y protegidos del calor y del frío), educación (debemos tener paciencia para educarlos, puede llevarnos varios meses hasta que aprendan donde hacer sus necesidades, por ejemplo), veterinarios (necesitan vacunas anuales, medicación mensual contra parásitos, y asistencia inmediata ante cualquier enfermedad o dolencia que tengan), vacaciones (debemos tener claro si el animal nos podrá acompañar, si alguien puede hacerse cargo de él o si podemos pagar una residencia mientras duren estos períodos).

Es evidente, en primer lugar, que conlleva un gasto económico, y en segundo lugar, una responsabilidad por nuestra parte para toda su vida.



¿Adoptar a un perro o a un gato?


Un perro precisa que tengamos mucho tiempo para dedicarle. Cada perro es diferente, y según la energía de cada uno, necesitarán desde pasear diariamente hasta llevarlos a hacer ejercicio para relajarlos. También, como decíamos anteriormente, necesitan ser educados, pero esta labor lleva tiempo: no podemos pretender que hagan todo como queremos de un día para otro.

Un gato no requiere tanta dedicación. Son animales más independientes y tranquilos y, aunque también quieren nuestro cariño, no necesitan salir a pasear para descargar energía.

En todo caso, si sigues teniendo dudas, ¡te asesoraremos! Pregúntanos, y nosotros intentaremos buscar al perro o gato que mejor se adapte a tus circunstancias.